LA OBEDIENCIA – Temas básicos – Parte 10

Como todo lo que Dios hace es bueno y en gran manera no vamos a cuestionar su deseo sino simplemente vamos a prepararnos, para lo cual podíamos comenzar haciendo una pequeña lista donde coloquemos por ejemplo, las cinco cosas que más estimamos. ....

Related media

LA OBEDIENCIA

 

I. INTRODUCCIÓN
En el siguiente salmo Dios anuncia que el deshace lo que para el hombre es más que estimando.

Salmos 39:11 Con castigos por el pecado corriges al hombre, Y deshaces como polilla lo más estimado de él; Ciertamente vanidad es todo hombre.

Como todo lo que Dios hace es bueno y en gran manera no vamos a cuestionar su deseo sino simplemente vamos a prepararnos, para lo cual podíamos comenzar haciendo una pequeña lista donde coloquemos por ejemplo, las cinco cosas que más estimamos.  Por supuesto que en la lista de esas cinco cosas no pueden estar aquellas que son importantes por causa de nuestra buena relación con Dios, (la salvación, el conocimiento de Dios, los dones espirituales, etc.) ya que la razón de deshacer lo que más amamos es precisamente corregir el pecado librándonos de una vida de completa vanidad.

Habiendo hecho la aclaración pertinente: ¿Cuáles son las cinco cosas que usted más estima en su vida?  Sin importar la lista que usted haya hecho lo más seguro es que las cosas que son más importantes para usted son aquellas que tienen relación con su vida. Si estas cosas no tuvieran relación con su vida; por decir algo, los que usted ama porque son sus padres si fueran los padres de otro y no los suyos: ¿los consideraría importantes para su vida? No. O si usted ha colocado a sus hijos, y esos jóvenes fueran hijos del vecino: ¿serían igual de importantes para usted? No.
Si profundizamos más en este asunto entonces descubrimos que lo más importante para nosotros, somos nosotros mismos, y a tal grado que es mucho más probable que seamos capaces de entregar la vida por nuestros hijos, porque eso es lo que nosotros deseamos, proteger a nuestros hijos, pero no haríamos lo mismo por los hijos de un desconocido.  Por esta razón la siguiente pregunta debe ser: De nosotros mismos ya que nosotros somos lo mas importante para nosotros: ¿qué es lo que más apreciamos?

Y después de hacer una lista si seguimos el mismo proceso que en la pregunta anterior, llegaríamos a la conclusión de que lo más importante para cada uno de nosotros es; la capacidad de hacer nuestra voluntad.
Eso es tan importante que casi todo lo que hacemos, aunque no seamos conscientes en realidad gira en torno a este asunto. ¿Por qué el estudio? ¿Por qué el trabajo? ¿Por qué el dinero? ¿Por qué la belleza? ¿Por qué la búsqueda de influencias? ¿Por qué la búsqueda de poder? Etc. Porque todas estas cosas se convierten en elementos que nos ayudan y permiten hacer nuestra voluntad.
Es tan importante este asunto que para poder hacer nuestra voluntad a veces empeñamos o alquilamos nuestra voluntad o nuestro tiempo para con el beneficio de hacerlo poder hacer nuestra voluntad. Eso sucede cuando aceptamos un trabajo que nos proporciona dinero para con el dinero obtenido hacer nuestra voluntad. Una cirugía para mejorar nuestra apariencia, etc.
Cuando estoy hablando de que anhelamos hacer nuestra voluntad es porque no estamos pensando en lo que otros quieren pues sería entonces hacer la voluntad de ellos, ni tampoco estamos pensando en lo que Dios quiere pues estaríamos haciendo la voluntad de Dios. Esto quiere decir que el anhelo profundo de hacer nuestra voluntad tiene como principio básico ignorar la voluntad de los demás. Sin embargo la escritura Dice:

Salmos 47:2, 7-8 Porque Jehová el Altísimo es temible; Rey grande sobre toda la tierra. El someterá a los pueblos debajo de nosotros, Y a las naciones debajo de nuestros pies. 7Porque Dios es el Rey de toda la tierra; Cantad con inteligencia. Reinó Dios sobre las naciones; Se sentó Dios sobre su santo trono.

Siendo esto cierto: ¿estará bien que nosotros los seres humanos vivamos haciendo nuestra voluntad ignorando por completo la voluntad de Dios quien es nuestro dueño? Por supuesto que no.

II. IGNORAR A DIOS ES EL PRINCIPIO BÁSICO DE LA REBELDÍA.

Romanos 1:21, 28 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido… 28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios…

El hombre ha negado el conocimiento de Dios que Dios mismo le ha dado y no le ha querido glorificar ni agradecer. Por supuesto cuando ignoramos a Dios y su voluntad es porque algo ocupa su lugar. Y eso somos nosotros con nuestro deseo de dirigir nuestra vida, de la única forma que conocemos. Al estilo del mundo.
Los principios, valores, objetivos, métodos, en fin absolutamente todo lo que hacemos lo hacemos al estilo del mundo. ¿Pero cómo está el mundo como consecuencia de ignorar a Dios? ¿Cómo está la vida de los que integran el mundo? ¿Cómo está nuestra vida? La escritura también nos responde:

Romanos 1:28-31. Como ellos no quisieron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente depravada, para hacer cosas que no deben. 29Están atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y perversidades. 30Son murmuradores, calumniadores, enemigos de Dios, injuriosos, soberbios, vanidosos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia. 32Esos, aunque conocen el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no solo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.

Evidentemente el mundo está supremamente mal, el hecho de que aproximadamente mil millones de personas vivan con hambre, habiendo la capacidad en los hombres para remediar este asunto, es una evidencia palpable de la degradación moral y la maldad del hombre.
Pero aún los que gozan de buena posición tiene una vida tan vacía y tan sin sentido, que para vivir tienen que hacerlo anestesiados respecto de lo que es justo, ignorando por completo el futuro cuando se encuentren con Dios y aún ignorando el presente al vivir en pos de sueños que si se realizan tienen que ser reemplazados por otros sueños… Pero un día despertaran ya sea en la tierra o peor en la eternidad y descubrirán que han vivido la vida desperdiciándola por completo, y obteniendo una pérdida de proporciones inmensas e irremediables.
Es por esto que Dios por su gran amor, antes de que el hombre llegue a su fin insistirá en rescatarlo de esa clase de vida, para lo cual necesita destruir la independencia del hombre que le ha llevado a vivir sin tener en cuenta a Dios. (Es tan grande el engaño de la condenación y del pecado que lo que el hombre considera más valioso; su independencia. Es precisamente lo que Dios tiene que eliminar para salvarlo)

III. DIOS QUIERE DESTRUIR NUESTRA INDEPENDENCIA DE ÉL
Esa independencia se produce como consecuencia de negar a Dios, su carácter y sus atributos. Y entonces siendo Dios “nadie” lo más práctico es ignorarlo y ser completamente indiferentes para con sus principios, planes y métodos… y esta independencia es lo que hace que el mundo esté perdido.
Si usted analiza todo lo que está mal en el mundo tiene como base la desobediencia a Dios y a toda autoridad que lo representa. Y esto se agrava mucho mas por que quienes representan a Dios también en su gran mayoría se han corrompido. Los encargados de mantener la obediencia a Dios también desobedecen. (Este terrible mal ya ha contagiado a la iglesia)
Al mirar esto de esta manera es fácil entender por qué disfrutar la salvación tiene íntima relación con la obediencia a Dios, una obediencia que viene como resultado de reconocer a Dios. Pero esta salvación no sería posible si Jesucristo no hubiese primero obedecido para convertirse en el autor de eterna la salvación.

Hebreos 5:8-9. Y, aunque era Hijo, a través del sufrimiento aprendió lo que es la obediencia; y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que lo obedecen,

El Señor Jesús tuvo una vida de obediencia a Dios para recibir el castigo por nuestras desobediencias, y proveer para nosotros el perdón y la oportunidad de ser salvos eternamente.
Pero; ¿Quienes pueden disfrutar de esta salvación eterna que comienza a experimentarse aquí en la tierra? La escritura dice: vino a ser autor de eterna salvación para todos los que lo obedecen
Este pasaje no está ignorando lo que ya conocemos, que la salvación es un regalo de Dios que se obtiene únicamente por la fe. Lo que este pasaje está haciendo es confirmar que cuando hay verdadera fe siempre el resultado va a ser la obediencia. Por esto decir que sólo pueden disfrutar de la salvación los que le obedecen (por fe) es completamente cierto.
Desde este punto de vista la obediencia es la única forma posible para disfrutar de la salvación ofrecida por Dios y lo contrario sólo trae más condenación. Por esto la escritura dice:

Romanos 13:1-2. Sométase toda persona a las autoridades superiores, porque no hay autoridad que no provenga de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

IV. RECONOCER LA REALIDAD ACERCA DE DIOS PRODUCE OBEDIENCIA (revelación)
¿Cómo aprender a ser verdaderamente obedientes a Dios? Nuestra obediencia a Dios siempre será proporcional al conocimiento que tengamos de él. De su amor, de su divinidad y sus atributos. Pero no me estoy refiriendo al conocimiento intelectual que algunos tienen de la escritura y de Dios.

2 Corintios 5:16 De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así.

El conocimiento en la carne no es suficiente para seguir a Dios, es necesario el conocimiento verdadero en el espíritu que sólo Dios puede dar a aquellos que lo desean.

1 Corintios 2:10-12 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido.

El conocimiento de Dios que por supuesto incluye el conocimiento de su carácter siempre trae de la mano el conocimiento de sus deseos y planes para nosotros. Quien ha recibido este conocimiento no puede dejar de caminar con Dios.
La gente del mundo es obediente al mundo a través de dos motivaciones básicas.
El miedo (o castigo) es la más común. Este lleva a la gente del mundo a servir como esclavos al mundo por el temor a experimentar faltantes respecto de las cosas del mundo. Este método de obediencia o sujeción al mundo es promocionado por Satanás. Para dar solución a esto Jesús se hizo hombre y murió en la cruz.

Hebreos 2:14-15 Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, 15y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

La otra motivación que lleva a obedecer a los hombres es el placer (los premios) que hacen que la gente por querer disfrutar más, sigan obedientes (esclavos) al estilo de vida del mundo.  Algunos trasladan estas dos motivaciones a la vida cristiana de tal manera que esperan ser tratados a punta de azotes o de premios para ser obedientes a Dios.   Pero suele suceder que la gran mayoría, por duro que sea el trato que reciban de Dios siguen siendo más tercos que una mula y no obedecen, y también ocurre que otros al ser premiados recibiendo buenas cosas (según el criterio del mundo) en lugar de decidirse a obedecer a Dios lo que hacen es reafirmar el amor al mundo y el deseo de hacer su propia voluntad.  Y esto ocurre porque ninguna de estas dos motivaciones, ni el miedo según el mundo, ni los premios según el criterio del mundo son válidas para obedecer a Dios. La verdad es que para obedecer a Dios necesitamos revelación acerca de quién verdaderamente es Dios.  Por esto, la salvación que lleva a la obediencia comienza cuando aceptamos la revelación que Dios hace de sí mismo:

Romanos 10:9 Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo

Y esa revelación que Dios hace de sí mismo siempre trae como consecuencia el reconocimiento de lo que somos; criaturas insignificantes comparadas con Él y además, inmensamente pecadores. Esta revelación, la de quien es Dios y la de quién somos nosotros producen verdadera obediencia.  Si tomáramos uno por uno los atributos de Dios y frente a ellos revisamos que es lo más conveniente para nosotros, no hay ninguna duda que todo análisis daría como conclusión irrefutable que no hay nada mejor para el hombre que obedecer a Dios. Por esto el apóstol Pablo escribió:

Romanos 12:1 al 2 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Entendiéndose por culto racional lo más razonable, lo más lógico, lo más sensato y en completa oposición a la forma de ver la vida en el mundo.
Por ejemplo: si Dios no nos ama, si Dios no es poderoso para defendernos, si Dios no sabe qué es lo mejor para nosotros, si Dios no es fiel o no cumple sus promesas, entonces tenemos todas las razones del mundo para desobedecer a Dios y a través de esa desobediencia buscar nuestra salvación.
Pero si Dios si nos ama, si tiene poder para defendernos, si sabe exactamente qué es lo mejor para nosotros, si es fiel, nos ha perdonado y cumple todas sus promesas, entonces tenemos todas las razones del mundo para obedecer a Dios y a través de esa obediencia disfrutar de la salvación obtenida en la cruz para nosotros.
Déjeme darles un ejemplo de cómo funciona esa revelación que recibimos de parte de Dios.  Imagínese un empleado de una gran fábrica, un operario a quien el dueño de la fábrica hace la siguiente propuesta: Quiero; le dice el dueño, que desde la próxima semana en lugar de llegar a las siete de la mañana llegues a las nueve, y en lugar de ponerte a trabajar quiero que traigas una hamaca y la coloques en los jardines de la fábrica y te dediques a descansar, y que hagas así día tras día hasta que yo te busque nuevamente es y al hacerlo te encuentro descansando como te he pedido entonces te firmare las escrituras y serás el dueño absoluto de toda la fábrica. Sin embargo además de lo que te he pedido hacer hay una condición y es que no le puedes contar absolutamente a nadie nuestro convenio.  ¿Qué cree usted que pasará cuando este hombre comience a obedecer? ¿Qué dirán de él sus enemigos? ¿Qué le aconsejaran sus amigos? ¿Qué dirán sus jefes inmediatos? Pero sobre todo ante todo esto que pueda suceder a su alrededor; ¿Que mantendría a este hombre obediente al pedido del dueño de la fábrica?

V. EL PODER DE LA OBEDIENCIA QUE VIENE POR REVELACIÓN
Efesios 3:19 y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.
En este pasaje nuevamente el principio es que como una consecuencia de conocer el amor de Cristo, que es tan grande que excede a todo conocimiento seremos llenos de la plenitud de Dios. Entre más conozca una persona a Dios entre más comprenda su amor más llena será de la plenitud de Dios y por supuesto mas obediente será a la voluntad de Dios.
El poder para obedecer recibido a través de este conocimiento permitirá a quien lo posee a obedecer…

A. POR ENCIMA DE LO RAZONABLE DEL MUNDO
No hay absolutamente nada más razonable que obedecer a Dios. Pero como el mundo ha cambiado por completo sus valores no es extraño que la obediencia a Dios sea vista como algo que no es razonable. La advertencia de Dios a través del profeta fue:

Isaías 5:20-21 ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! 21¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!

Por esta razón, porque el mundo ha cambiado por completo los valores y estos valores han cambiado los objetivos y los métodos, es que las cosas que Dios ha hecho y lo que él desea son vistas como locura.

1 Corintios 1:18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.

1 Corintios 2:14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

Pero para aquel que ha sido salvado y ha recibido la revelación de Dios ve la obediencia a Dios como el asunto más razonable y bueno para su vida. Es decir la razón para el creyente es: “DIOS Y YO SOMOS MAYORÍA” por lo tanto absolutamente todo lo que Dios me mande a hacer saldrá bien porque tiene su respaldo.
Por esta misma razón cualquier creyente que vea difícil la voluntad de Dios o no apropiada para su vida es porque no ha entendido el propósito de Dios y además tiene una escala de valores completamente equivocada.  (Testimonios: Las flores que no se secan, la tienda que vende más, el dinero que rinde más, Etc.)

B. POR ENCIMA DE NUESTRA ATROFIADA MANERA DE SENTIR
Al haber sido atrofiada nuestra manera de pensar, la manera de sentir también cambió de tal manera que los hombres podemos alegrarnos por cosas que no deberíamos y entristecernos también por cosas que no deberíamos.  Por esta razón los seres humanos mientras no lleguemos a la perfección no debemos guiarnos por nuestros sentimientos, es decir no debemos guiarnos por lo que sentimos si primero no confirmamos que es verdaderamente la voluntad de Dios. La escritura menciona:

Judas 17-19 Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos. Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu.

La palabra sensuales describe aquel impulso natural que tienen los animales impulsos que tienen relación con el alimento y la pasión. Y en este pasaje se nos advierte que quienes andan de acuerdo a estos impulsos o pasiones son los mismos que andan en malvados deseos, que causan divisiones, y que no tienen al Espíritu de Dios. En varios pasajes la escritura advierte acerca de aquellos que se dejan gobernar por las pasiones y deseos:

2 Timoteo 3: 6-7 De ellos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas pasiones. Estas siempre están aprendiendo, pero nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad

Aclara que no pueden llegar al conocimiento de la verdad, precisamente por vivir de acuerdo a sus pasiones. Por eso la recomendación reiterada al creyente es:

Gálatas 5: 24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.
Colosenses 3: 5 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría.
2 Timoteo 2: 22 Huye también de las pasiones juveniles y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.

Por nuestra falta de fe, egoísmo, idolatría, nuestros sentimientos están atrofiados de tal manera que si los siguiéramos al pie de las letra destruirían nuestra vida. Por eso nuestra obediencia a Dios tiene que estar por encima de nuestros sentimientos pasiones y deseos. Ejemplos:

C. POR ENCIMA DE NUESTROS PLANES O SUEÑOS (Nuestra voluntad)
Y por último nuestra obediencia a Dios tiene que estar por encima de todos aquellos planes especialmente de aquellos que forjamos antes de conocer de Dios. El apóstol Pablo en su carta a los Colosenses confronta a los creyentes diciéndoles que si realmente han sido salvos sus objetivos han debido cambiar:

Colosenses 3:1-4 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

Este cambio de objetivos o de sueños viene como consecuencia de entender y creer de todo corazón que los planes que Dios tiene para nosotros son muchísimo mejores que todo lo que nosotros podamos imaginar.
Tan grandes y maravillosos son los planes de Dios que comparados con los nuestros, los nuestros se verán como basura.

Filipenses 3:7-8 Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,

Por esto no hay nada más razonable bueno práctico espiritual que obedecer a Dios aunque su voluntad interfiera y/o elimine nuestros planes. Por esto Jesús dijo:

Mateo 16:25-26 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. 26Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

VI. OJO CON LAS DISCULPAS.
Los hombres somos expertos en todo tipo de justificaciones de tal manera que tenemos disculpas hasta para no obedecer a Dios. Pero jamás hay ni habrá una disculpa válida cuando desobedecemos a Dios, por lo tanto aceptar cualquier disculpa es solo engañarnos a nosotros mismos.
Hay muchas razones por las cuales no hay una sola disculpa válida, además hay promesas como la siguiente:

1 Corintios 10:13 No os ha sobrevenido ninguna prueba que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser probados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la prueba la salida, para que podáis soportarla.

Por esta razón si usted encuentra una disculpa que a usted le parece válida, es porque se está engañando o ha sido engañado por Satanás y al permitir esto con el tiempo irán apareciendo otras disculpas para otros pecados y al final terminará viviendo en total rebeldía no sólo contristando al Espíritu Santo sino llegando a apagarlo. Y cuando eso suceda no sería extraño que usted pensando que hace bien en realidad se habrá convertido en un enemigo del cristianismo.  ¿Y sabe por qué el resultado de las justificaciones es tan dañino y grave? Dios le dijo a Job cuando se justificaba:

Job 40:7 ¿Invalidarás tú también mi juicio? ¿Me condenarás a mí, para justificarte tú?

Cuando yo creo que mi disculpa es válida inevitablemente estoy condenando a Dios, que es lo mismo que decirle que; no sabe lo que está pidiendo o que es bruto, injusto, malo, que por supuesto tampoco nos ama. Que sus promesas no sirven, Etc. Se imagina que nosotros le condenemos a Él, que lo ha hecho todo por nosotros.

VII. LA OBEDIENCIA A DIOS Y LOS PRINCIPIOS
Cuando vamos a obedecer a Dios hay varios elementos que debemos tener en cuenta uno de ellos supremamente importante son los principios que Dios me no ha expresado que deben cumplirse. Sin embargo estos principios deben ser aplicados de acuerdo a su importancia, pues Dios para cumplir sus propósitos puede en determinado momento hacer “inválidos” ciertos principios, queriendo con esto decir que aunque se apliquen no funcionaran de acuerdo a lo esperado.

Esto es similar a cuando ocurre un milagro, una sanidad, que es en realidad la anulación de ciertas leyes físicas para hacer valer otras, porque esa es la voluntad de Dios para favorecer al hombre. De la misma manera Dios para cumplir sus propósitos puede dejar sin efecto un principio para hacer valer otro más importante. Por ejemplo:

Daniel 4:17 La sentencia es por decreto de los vigilantes, y por dicho de los santos la resolución, para que conozcan los vivientes que el Altísimo gobierna el reino de los hombres, y que a quien él quiere lo da, y constituye sobre él al más bajo de los hombres.

La interpretación:

Daniel 4:25 Que te echarán de entre los hombres, y con las bestias del campo será tu morada, y con hierba del campo te apacentarán como a los bueyes, y con el rocío del cielo serás bañado; y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que conozcas que el Altísimo tiene dominio en el reino de los hombres, y que lo da a quien él quiere.
Su cumplimiento:

Daniel 4:30, 33-34 habló el rey y dijo: ¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?….. En la misma hora se cumplió la palabra sobre Nabucodonosor, y fue echado de entre los hombres; y comía hierba como los bueyes, y su cuerpo se mojaba con el rocío del cielo, hasta que su pelo creció como plumas de águila, y sus uñas como las de las aves. Mas al fin del tiempo yo Nabucodonosor alcé mis ojos al cielo, y mi razón me fue devuelta; y bendije al Altísimo, y alabé y glorifiqué al que vive para siempre, cuyo dominio es sempiterno, y su reino por todas las edades.

La lección importante aquí es que por más poder, por más inteligencia, por más diligencia, por más recursos que una persona pueda tener eso no asegurará el éxito en sus proyectos a no ser que Dios quiera que así sea. Pero también es cierto decir que una persona puede tener en todo sentido recursos ínfimos y de todos modos Dios puede levantarlo hasta donde él quiera.
¿Y porque hace Dios esas cosas? Por la importancia que unos principios tienen sobre otros. En este caso a pesar de todo el poder, sabiduría y diligencia de este rey por su falta de dependencia de Dios, Dios hizo todo esto.  Estas acciones de Dios haciendo prevalecer unos principios sobre los otros son tan comunes que los hombres cuando no entienden la relación que hay entre estos principios, no entienden la vida, piensan que esta es injusta, y terminan culpando a Dios por no poder lograr ciertos objetivos y por ver que hay otros que no los merecen y si los alcanzan.
Por ignorar la interrelación que hay entre estos principios es que en el análisis hecho en el libro de Eclesiastés el escritor concluye:

Eclesiastés 9:11 Me volví y vi debajo del sol, que ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes, ni aun de los sabios el pan, ni de los prudentes las riquezas, ni de los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión acontecen a todos.

Los 300 de Gedeón, las murallas de Jericó, y otras muchas historias son evidencia de que Dios puede hacer valer los principios más importantes sobre los menos importantes, si su voluntad así lo requiere.
En orden de importancia encontramos que hay principios: espirituales, morales y prácticos. Y como he venido diciendo entre todos ellos existe cierta relación. Los principios espirituales afectan los principios morales y éstos afectan los prácticos y de manera inversa también hay cierta relación.
Comencemos revisando de menor a mayor:

A. LOS PRINCIPIOS PRÁCTICOS DE DIOS.
¿Creen ustedes que el Espíritu Santo quiera hacer de nosotros personas diligentes?

1. LA DILIGENCIA. Vs. LA NEGLIGENCIA (Un ejemplo)
Proverbios 12:27 El indolente ni aun asará lo que ha cazado; ¡precioso bien del hombre es la diligencia!
Proverbios 13:4 El perezoso desea y nada alcanza, mas los diligentes serán prosperados.
Proverbios 22:29 ¿Has visto un hombre diligente en su trabajo? Delante de los reyes estará, no delante de gente de baja condición.
Esdras 7:6 Esdras era un escriba diligente en la ley de Moisés, que Jehová, Dios de Israel había dado; y le concedió el rey todo lo que pidió, porque la mano de Jehová, su Dios, estaba sobre Esdras.
Proverbios 21: 5 Los planes del diligente ciertamente tienden a la abundancia, pero todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza.

Y si usted revisa de una manera honesta va descubrir que hay gente que tiene mucho de muchas cosas pero porque ha sido diligente, porque ha sacrificado aún otras cosas para con diligencia apuntar al objetivo que se ha propuesto y lo ha logrado. Definitivamente desea Dios que los cristianos seamos personas diligentes, no hay ninguna duda. Como también es claro que la negligencia y la pereza no son agradables delante de Dios y traen pobreza, no sólo material más grave aún pobreza espiritual.

2. LA INTELIGENCIA Y SABIDURÍA VS. LA NECEDAD E INGENUIDAD.
¿Creen ustedes que el Espíritu Santo quiera hacer de nosotros personas inteligentes?

Proverbios 4: 5 al 9. Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia, no te olvides de ella ni te apartes de las razones de mi boca; No la abandones, y ella te guardará; Ámala, y te protegerá. Sabiduría ante todo, ¡adquiere sabiduría! Sobre todo lo que posees, ¡adquiere inteligencia! Engrandécela, y ella te engrandecerá; te honrará, si tú la abrazas. Un adorno de gracia pondrá en tu cabeza; una corona de belleza te entregará.
Proverbios 9:6 Dejad vuestras ingenuidades y viviréis; y andad por el camino de la inteligencia».
Proverbios 22:3 El prudente ve el mal y se esconde, pero los ingenuos pasan y reciben el daño.

A veces hemos visto aún la ingenuidad como; tan lindo. Pero dice la escritura:

Proverbios 14:18 Los ingenuos heredarán necedad, mas los prudentes se coronarán de sabiduría.
Romanos 16:19 Vuestra obediencia ha venido a ser notoria a todos, y por eso me gozo de vosotros. Pero quiero que seáis sabios para el bien e ingenuos para el mal.
Proverbios 15:21 La necedad es alegría al falto de inteligencia; el hombre inteligente endereza sus pasos.
(Si usted le propone a una persona bruta hacer una estupidez esta se alegra.)
Proverbios 18:2 No se complace el necio en la inteligencia, sino en manifestar su propia opinión.

Definitivamente desea Dios que los cristianos seamos personas inteligentes y sabias. Porque la necedad y la ingenuidad nos impide disfrutar de la bendición de Dios.
La escritura es muy clara en lo que acabamos de leer y podemos concluir que cuando una persona aplica estos principios prácticos a su vida como la diligencia, la inteligencia, la sabiduría, podrá ver los buenos resultados.  Sin embargo recordando lo que mencioné hace un momento la pregunta que yo quiero que se hagan es ¿siempre podrán ver los buenos resultados? La escritura misma nos responde:

Eclesiastés 9:11 Me volví, y vi debajo del sol que ni es de los veloces la carrera, ni de los fuertes la guerra, ni aun de los sabios el pan, ni de los prudentes las riquezas, ni de los elocuentes el favor; pues a todos les llega el tiempo y la ocasión

Y la respuesta es… No siempre. Hay personas que si cosechan, pero también hay personas sobre la tierra que pueden aplicar a la perfección todos estos principios prácticos, y sin embargo no lograr sus objetivos.
¿Por qué? Porque por encima de los principios prácticos de Dios están los principios morales de Dios.

B. LOS PRINCIPIOS MORALES DE DIOS

1. HONESTIDAD VS. DESHONESTIDAD

1 Timoteo 2:1-2. Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres, 2por los reyes y por todos los que tienen autoridad, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.

¿Quiere el Espíritu Santo que seamos, honestos y no ladrones, veraces y no mentirosos, generosos y no tacaños, bien hablados y no maldicientes, sobrios y no borrachos? Verdad que sí.

1 Timoteo 3:4 que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad
1 Corintios 5:11 Más bien os escribí para que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, sea fornicario, avaro, idólatra, maldiciente, borracho o ladrón; con el tal ni aun comáis,
1 Pedro 4:15 Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, ladrón o malhechor, o por entrometerse en lo ajeno;

Pregunto: ¿hay personas que son muy diligentes en lo que hacen pero son deshonestas? ¿Hay diligentes pero mentirosos? ¿Hay diligentes pero idólatras? ¿Hay diligentes pero maldicientes? ¿Hay diligentes pero borrachos o adúlteros? etc.   Como también hay inteligentes pero ladrones, Inteligentes pero idólatras, inteligentes pero maldicientes o adúlteros, borrachos, etc.
¿Qué hace Dios cuando se encuentra con una persona que cumple con los principios prácticos de Dios pero no los morales?   Dios dando prioridad a lo moral así sean muy inteligentes, recursivos, prácticos, diligentes y astutos puede decidir hacer que les valla mal para buscar corregir sus pecados. (por supuesto comenzando con aceptarlo como Señor y Salvador).

2. LO MORAL SÓBRE LO PRÁCTICO
También es cierto y especialmente con los hijos de Dios que A VECES actuamos con poca inteligencia o sabiduría, de tal manera que tomamos decisiones en contra de esos principios prácticos de Dios, y sin embargo Dios nos bendice por su misericordia y porque ha visto la buena actitud del corazón.
Tomó una decisión que lo más seguro es que debería traer calamidad a su vida, pero Dios viendo que su deseo era de hacer el bien hace un milagro para que le vaya bien. Un ejemplo bíblico de esto:

2 Reyes 6:4 al 7. Se fue, pues, con ellos y, cuando llegaron al Jordán, cortaron la madera. Pero aconteció que mientras uno derribaba un árbol se le cayó el hacha al agua, y gritó diciendo: -¡Ah, señor mío, era prestada! -¿Dónde cayó?-preguntó el varón de Dios. Él le mostró el lugar. Entonces Eliseo cortó un palo, lo echó allí e hizo flotar el hacha. -Recógela-dijo Eliseo. El otro extendió la mano y la recogió.

Se le cayó el hacha porque no la estaba usando de manera inteligente no tuvo las precauciones necesarias y por esto la perdió. Sin embargo Dios actuó y lo ayudó. (En lo primero que pensó cuando perdió el hacha fue en la responsabilidad con quién se la había prestado)  Pero esto en ningún momento quiere decir que Dios se complace con los burros e ingenuos que somos…. Y si no corregimos habiendo entendido por más buenas intenciones, nos va a comenzar a ir mal. Mejor dicho ¿cree usted que este hombre de aquí en adelante votaba el hacha en todos los charcos que encontraba para que el profeta se la sacara?

C. LOS PRINCIPIOS ESPIRITUALES
Por encima de los principios prácticos y morales están los espirituales, por ejemplo dice la escritura:

Romanos 12:11 En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor

Este versículo encontramos un principio de los que he llamado prácticos «la diligencia» pero menciona algo que inclusive está por encima de lo moral, de la honestidad, de la sobriedad, de la generosidad, de la fidelidad sexual, de la amabilidad etc. Y es el servicio al Señor.  Y esto quiere decir que así usted actúe con sabiduría, inteligencia, prudencia, y además le añada honestidad, generosidad, pero si ignora los principios espirituales, puede si Dios lo considera oportuno irle muy mal.  Hay tres cosas en especial que consideró netamente espirituales, de las cuales se desprenden muchas otras cosas importantísimas y que además a veces nos cuesta trabajo definir claramente en nuestro corazón.

1. SIRVIENDO AL SEÑOR

Colosenses 3:23-24. Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres, sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.

Cuando usted hace las cosas verdaderamente para Dios, a usted ni le va a ni le viene si le reconocen, le agradecen, le pagan o no. Porque como las hace para el Señor del Señor usted espera la recompensa.
Si no entendemos esto nunca realmente haremos la voluntad de Dios y si viviéndolo perdemos la motivación de servir a Dios, nos torceremos nuevamente. Por esto escribió el apóstol Pablo:

Gálatas 1:10 ¿Acaso busco ahora la aprobación de los hombres o la de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.

El apóstol comentó esto porque se dio cuenta que otros creyentes estaban torciendo la doctrina producto de olvidarse de agradar al Señor y buscar agradar a los hombres.
Cuando digo que es difícil definir en nuestro corazón si estamos haciendo lo correcto espiritualmente es porque a veces es necesaria la prueba para que descubramos lo que hay en nuestro corazón.
El segundo asunto que está íntimamente relacionado con este es:

2. PARA SU GLORIA

1 Corintios 10:31 Si, pues, coméis o bebéis o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

Este pasaje siempre me ha intrigado:
Hechos de los Apóstoles 12:21-23. El día señalado, Herodes, vestido de ropas reales, se sentó en el tribunal y los arengó. 22Y el pueblo aclamaba gritando: «¡Voz de un dios, y no de un hombre!». 23Al momento, un ángel del Señor lo hirió, por cuanto no dio la gloria a Dios; y expiró comido de gusanos.

Se creyó un dios y terminó hecho una gusanera….
Abrahán ante un milagro prometido dice que se fortaleció dando gloria Dios.

Romanos 4:20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció por la fe, dando gloria a Dios

Cuando le robamos la gloria a Dios:

1 Timoteo 3:5-6. Que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad 5(pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); 6que no sea un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo.

Un neófito puede ser una persona que teniendo dones y habilidades dadas por Dios, se mete en la obra de Dios sin haber sido probado, sin tener realmente la madurez espiritual necesaria y como consecuencia de esto termina envaneciéndose, creyéndose bueno, creyéndose indispensable y si no se siente honrado, respetado y obedecido termina revelándose contra Dios, sus autoridades y tratando de huir del trato que Dios le está dando para bendecirlo.   Y el tercer aspecto también íntimamente relacionado:

3. CON SU PODER
A veces todo puede estar en orden de acuerdo principios prácticos morales y algunos espirituales pero cometemos el grave error de querer servir a Dios en nuestro poder, y por buenos que sean los objetivos el asunto no va a funcionar.

Filipenses 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
Hechos de los Apóstoles 1:8 pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra.
Hebreos 13:20-21. Que el Dios de paz, que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, 2os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

LO ESPIRITUAL POR ENCIMA DE TODO
Sólo cuando lo espiritual está por encima de todo podemos verdaderamente obedecer al Señor.
Abraham si hubiese actuado de forma práctica e inteligente según el mundo no se hubiese ido a sacrificar el hijo que Dios le había dado del cual dependía su descendencia. Es más ir a sacrificarlo ni siquiera es moralmente aceptable de acuerdo a los conceptos y valores de los hombres, pero se dispuso a obedecer a Dios y Dios le bendijo.

Gálatas 3:6-7 Así Abraham creyó a Dios y le fue contado por justicia. 7Sabed, por tanto, que los que tienen fe, estos son hijos de Abraham.

Si Moisés hubiese actuado de forma práctica, inteligente y razonable según el mundo no se hubiese ido donde faraón. ¿Con un palo contra un imperio? Y se hubiese perdido de muchas bendiciones.
Si Gedeón hubiese actuado de acuerdo a la lógica la inteligencia y la sensatez según el mundo tampoco hubiese obedecido a Dios y no hubiera podido derrotar a los madianitas.
Si Josué hubiese obedecido a la lógica la razón y la inteligencia según el mundo tampoco habría podido conquistar Jericó.
Si el mismo Jesús hubiese actuado de acuerdo a la lógica, la inteligencia, lo práctico y lo sensato según el mundo seguramente hubiera terminado como rey de los judíos y nosotros estaríamos perdidos.
Si nosotros no aprendemos a colocar a Dios primero para vivir para El, para darle la gloria y andar con su poder también nos perderemos muchas bendiciones.

 

Comentarios, preguntas o correcciones respecto de este u otro material a: [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Sabías qué?

La iglesia es una entidad sin ánimo de lucro, por esta razón para funcionar dependemos primeramente de Dios, y de las ofrendas, donaciones o contribuciones que sus miembros, amigos o simpatizantes quieran hacer, lo cual, si Dios lo coloca en tu corazón puedes hacer a través de las siguientes opciones.

Estamos en spotify
Síguenos